Qué es

Son lesiones de tipo vascular que producen enrojecimiento facial. Se debe a una alteración de la circulación sanguínea periférica que dilata los vasos de la piel, haciéndolos visibles en la superficie.

Pueden aparecer en todo tipo de pieles pero se hacen mas evidentes en pieles finas y claras.

Son de etiología desconocida pero hay factores que pueden ser desencadenantes como la exposición solar, abuso de tabaco, uso indiscriminado de corticoides etc.

Cómo se realiza el tratamiento

Es precisa la valoración y realización de una historia médica.

Siempre la prevención es muy importante por ello hay que evitar los posibles factores desencadenantes.

El tratamiento con láser e IPL nos permite conseguir excelentes resultados con mínimos efectos secundarios cuando la indicación y aplicación son correctas. El tratramiento se tolera bien con una cierta molestia o sensación de quemazón. Se realiza una o varias sesiones según la extensión de las lesiones y su respuesta.

Postratamiento: Tras la realización del tratamiento se produce un ligero enrojecimiento y en algunos casos un discreto edema, o puntos púrpura que desaparecerá a los pocos días. La aplicación de crema regenerativa y fotoprotectora son fundamentales así como evitar la exposición solar. El paciente puede realizar vida normal. (ver láser fotorrejuvenecimiento)

cuperosis rosacea