regeneración de tus tejidos con tu propia sangreQué es y para qué se utiliza

Es un tratamiento a partir de su propia sangre, sin incompatibilidades ni riesgo de rechazo. Se utiliza para estimular los fibrolatos de la zona afectada. Aporta elasticidad y luminosidad a la piel. El efecto es mas visual pasada una semanas tras el tratamiento debido aún efecto estimulante que ejerce en la producción de colágeno.

En qué consiste el tratamiento

En nuestro centro médico se realiza una información y valoración del paciente antes de indicar el tratamiento así como una historia clínica. También realizamos seguimiento fotográfico para ver la evolución.

Se realiza una extracción de sangre al paciente, se centrifuga y así se obtiene plasma rico con factores de crecimiento. Luego se activa y se inyecta en las zonas que deseamos tratar. Se aconseja una dieta sin grasas las 24 horas previas al tratamiento.

Postratamiento

Se debe evitar la exposición solar, maquillaje, ejercicio físico intenso ya que de esta manera evitaremos la contaminación e irritación de la zona tratada.

Únicamente contraindicado en pacientes con infección activa de la zona a tratar.

Este tratamiento sólo debe ser prescrito y administrado por un médico cualificado y se aplica mediante pequeñas micropunciones en el cuero cabelludo de forma prácticamente indolora, aunque se puede aplicar anestesia tópica o frío para minimizar las posibles molestias.

Se realiza un protocolo de trabajo personalizado de varias sesiones en función del tratramiento a realizar (envejecimiento de la piel facial, corporal o pérdida del cabello). Lo habitual es realizar tres sesiones espaciadas cada dos o tres semanas  para luego pasar a un mantenimiento manual que puede variar en base al paciente (entre una o dos sesiones).

Este tratamiento puede ser combinado con otros.