Qué son y para qué se utilizan

Se definen como " Productos sanitarios que se aplican mediante inyección, aguja u otro sistema de aplicación, cuya finalidad es modificar la anatomía y que se utilizan en el campo de la cirugía plástica y cirugía estética, entre otras indicaciones, para corregir arrugas, pliegues y otros defectos de la piel, para el aumento de pómulos y labios, o para perfilar el contorno de los labios, y que no ejercen la acción principal que se desea obtener en el interior del cuerpo humano por medios farmacológicos, inmunológicos ni metabólicos, pero a cuya función puede contribuir tales medios".

Existen una amplia gama de productos. Todos ellos deben de cumplir la normativa existente, tener marcaje CE y estar registrado en la Dirección General de Farmacia.

Los materiales de relleno pueden ser:

  • Permanentes: Son productos sintéticos, no biocompatibles, que tras su inyección se integran en el tejido y el organismo no tiene la capacidad de reabsorberlos.
  • Reabsorbibles: Suelen ser los mas utilizados por que presentan menos efectos secundarios. Son materiales biocompatibles que nuestro organismo reconoce como propios y los reabsorbe lentamente. Entre ellos se encuentran: ácido hialurónico, hidroxiapatita cálcica, colágeno, alginatos, ácido poliláctico, fosfato B tricálcico, metilcelulosa, grasa propia (autóloga) y la agarosa.

Cómo se realiza el tratamiento

Primero se realiza un protocolo de trabajo. Comenzando por informar, valorar y explicar al paciente. Luego se realiza una historia clínica y se personaliza el tipo de implante elegido para la necesidad de cada paciente.

La técnica del implante dependerá del defecto que queramos  corregir y del tipo del material empleado. La aguja utilizada será la mas fina que el material nos permita.

Dependiendo de la zona y del paciente se utilizará anestesia tópica o troncular.